Ya se ven las gruas en Madrid

Seis gigantescas grúas se alzan desde hace meses en el horizonte de la carretera de Barcelona, un millar de obreros trabajan para levantar el nuevo edificio del Banco Popular en el norte de Madrid. Pero esta obra faraónica que se dará por terminada en junio del 2017 no va a ser un simple banco, va a constar un gran centro comercial para uso y disfrute de los 3000 empleados que se mudan hasta este banco y todo aquel que quiera acercarse. Este proyecto prevé edificar 45.000 metros cuadrados sobre rasante y otros 78.000 bajo superficie, 6.500 se dedicarán a un centro comercial que tendrá una potente oferta de hostelería, un gimnasio, una escuela infantil y una zona reservada para el pequeño comercio. Además, contará con un aparcamiento con capacidad para 1.500 vehículos. El programa de necesidades establecido por la propiedad definió un recinto completamente cerrado mediante un vallado perimetral, en el interior, con tres plantas de sótano para garaje e instalaciones, con una planta baja de zonas comunes (acceso, salas de reuniones, vending, oficinas y centro médico) y seis plantas destinadas a oficina, dos edificaciones exentas al edificio y situadas en el límite de la parcela, una a cada lado del edificio principal, albergan las áreas destinadas a seguridad, mantenimiento y vestuarios para empleados que utilicen la bicicleta como medio de transporte.
Asimismo el Banco Popular estableció tres parámetros como base del diseño: optimización de superficies y volúmenes, flexibilidad y colocación de doble piel en fachada. Premisas que han formado parte de los requerimientos de diseño con las que el equipo de diseño ha desarrollado el proyecto. El banco ya tiene, desde el 2013, a 1.600 de sus empleados en el Edificio Abelías, que corresponde a la primera fase de este gran proyecto y que se alza sobre un solar de 11.000 metros cuadrados. Allí han instalado su sede tecnológica y  la idea es que en la de Juan Ignacio Luca de Tena se asienten las Unidades Administrativas de la entidad financiera. el banco popular. Todo este proyecto está dotado con la seguridad más extrema que podemos encontrar hoy en día desde sistema de análisis de vídeo inteligente para mejorar la reacción ante incidentes y el control de accesos en la nueva sede central, pasando por un control anti incendios de lo más sofisticados. Pero aún tendremos que esperar para ver a impresionante edificio en el cielo de Madrid.

 

Deja un comentario