Los BIES los eternos desconocidos en la lucha contra incendios

BIEs son las siglas de Bocas de Incendio Equipadas y son equipos de material contra incendios fijos,  anclados a la pared y conectados a una toma de agua. Es decir, son armarios con una manguera en su interior, protegida bajo un cristal que se rompe fácilmente, con la finalidad de agilizar el proceso de extinción de incendios, siendo muy útiles para paliar pequeños fuegos en edificios.

Elementos de los BIES

Están compuestos por una serie de componentes que hay que tener en cuenta para proceder de la mejor forma posible al apagado del fuego. Estos elementos son:

  • Armario: En la mayoría de los casos es de color rojo y es donde se guarda todo el sistema BIES.
  • Soporte de Manguera: Sirve para apoyar y enroscar la manguera, aunque su principal característica es la facilidad que aporta para desplegarla.
  • Manómetro: Mide la presión y comprueba que la toma de agua funciona.
  • Válvula: Conecta el sistema contra incendios con la toma de agua.
  • Manguera: Por dónde pasa el agua y permite llevarla a donde interese para apagar el fuego.
  • Lanza: Es la boquilla de la manguera, es decir, por donde sale el agua para extinguir el incendio.

    grupo-incendios-boca-mini20-grupo-de-incendios
    Boca Mini (Grupo de Incendios)

Tipos de BIES

Según la normativa vigente existen dos tipos de BIEs, y aunque en apariencia sea prácticamente iguales, presentan diferencias en cuanto al caudal de agua.

  • BIE de 25 MM: 25 mm de diámetro, con una manguera de 20 metros y capaz de suministar 100 litros por minuto.
  • BIE de 45 MM: 45 mm de diámetro, al igual que el anterior presenta una manguera de 20 metros, pero tiene una capacidad de 200 litros por minuto.

Mantenimiento de los BIES

En este aspecto la normativa es muy exigente, y estas herramientas deben pasar controles en unos periodos de tiempo marcados de antemano.

  • Mantenimiento Trimestral: En esta comprobación se verifica desde la accesibilidad y señalización hasta las visagras.
  • Mantenimiento Anual: La revisión anual es más exhaustiva que la trimestral, ya que además de todo lo que comprueban en la revisión anterior se añaden elementos como las mangueras, lanzas, etc.
  • Mantenimiento Quinquenal: A todo lo anterior se le une el retimbre del BIE, es decir, someter a la manguera a una presión de 15 kg/cm2.

Deja un comentario